yendo los saurios

sábado, 9 de junio de 2007

objetos encontrados

Y de pronto, hoy pasé frente al espejo y casi casi que me ví.
Que me vi como tal cual como me recuerdo.
Y cerré los ojos y mantuve la imagen en mi cabeza. Y ahora la sigo construyendo, la retengo y no la dejo escapar y me sigo reconociendo, tal cual me conozco. Esa creo que soy yo, sí, sí, soy yo...

Algún día tenía que volver, la piba, no? Dónde habrá estado perdida todo este tiempo? Mejor no le pregunto nada, ni la torturo, ni la angustio ¡pobrecita!, todavía tiene unas terribles magulladuras en las rodillas, ay! hasta que se cure no le pregunto más nada, o mejor, empezamos de nuevo, tiramos para adelante, sin reconres, sin miedo porque estamos juntas. La perdono (¡cómo no la voy a perdonar!?) y que se cure, y que duerma en mi cama todas las noches y amanezca conmigo todos los días. ¡Me extrañaba tanto!

Etiquetas:

2 Comentarios:

  • A la/s 6/11/2007 12:59 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

    y como se hace?????????
    y si en el espejo tampoco me encuentro¿?????? donde me busco?????????

     
  • A la/s 6/11/2007 3:38 p. m., Blogger Sauria dijo...

    aaaahh, es facil, anónimo, estas cosas suceden de golpe cuando uno deja de buscar, cuando uno deja deja deja deja de buscar buscar buscar buscar revotando mil vecesmil revotando y nada! Es facil: "To be, or not to be: that is the question", mirás al espejo y ves, ves, ves lo que sos: un vampiro, capaz.

    besos.

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal