yendo los saurios

miércoles, 21 de septiembre de 2005

bolsas de basura

Ajá, si, nadie en la blogosfera está tan quemado como yo como para escribir sobre las bolsas de basura. Sin embargo, permitánme desnudar una pequeña parte de la importante neurosis obsesiva que me aqueja.

Sucede que con motivo de mi advenimiento a territorios desconocidos con Homero, mi santa madre me ha tejido con delicada paciencia no escarpines (ni los tejerá por mucho tiempo) sino una hermosa bolsa-chorizo para poner, valga la redundancia, bolsas del supermercado que con el tiempo devienen en bolsas de residuos domésticos. Es una especie de caramelote gigante donde por un lado se ponen las bolsas hechas un bollito y por el otro se sacan las bolsas a medida que las necesitás en el tacho de basura (este procedimiento suele hacerse por lo general con una sola mano mientras puteás por estar chorreando la yerba del mate o revoleando la cáscara de cebolla desde la pileta de la cocina. Las personas que cocinan a diario me entenderán)

La cuestión que el chorizo-caramelote estaba ya a punto de explotar, puesto que son más las bolsas que traemos que la basura que generamos. Entonces me puse a hacer clasificación de las dichas bolsas residuales por partida doble. Vacié todo el chorizo-caramelote sobre la mesa y conté aproximadamente unas 60 bolsas. Luego fui ordenándolas por tamaño, siempre las más grandotas resultan más convenientes porque son las que calzan justo y no dejan un semicírculo al descubierto en la bocota del tacho. Entonces, así va el ranking de bolsas de basura en el hogar homersáurico:

1º lugar para las bolsas de la lavandería ya que son grandotas, resistentes y encima están riquísimamente perfumadas.
2º lugar para las bolsas del Easy, porque son grandotas, resistentes y color chillón, cosa que cuando sacás la basura a la calle tu bolsa resalta entre las de tus vecinos, y cuando vienen los cirujas (o cirujanos, se llaman ellos con el respeto que se merecen) vos podés decir con orgullo "Esa es mi bolsa!"
3º lugar para las bolsas del Micropack, porque son medianas y no tan resistentes, pero te las dan por docenas, generando una especie de uniformidad basurística muy interesante.
4º lugar para las bolsas del supermercado Dar, ya casi en el límite de la descalificación. Digamos que sirven sólo para emergencias.

Las que definitivamente no clasificaron fueron las del supermercado de la vuelta, "Las Galleguitas" porque son chiquitas y debiluchas, y ni hablar de las de la verdulería que siempre tienen algún resto de tierra u hojas marchitas adentro. Así que a esas las separé de su noble causa y las amontoné dentro de otra bolsa que las contiene hacinadas, pensando en llevarlas a la casa de mis viejos. Sí, el domingo las llevo...

Una de las cosas que más extraño de mi casa "de soltera" es el camioncito de reciclado que pasa todas las semanas y se lleva este tipo de deshechos: papeles, bolsas, trapos, vidrios, diarios, cartones, etc. En la casa de mis viejos sacan hasta dos bolsas "de consorcio" por semana de esta basura reciclable, apoyando así humildemente la cadena de trabajo de los recolectores, los cirujanos y los recicladores. Y de paso aportando un grano de arena insignificante en la devastación espantosa del planeta.


ejemplo de felino profanador

Ejemplo de felino profanando las bolsas de supermercado de las cuales se hace mención en este post.

Acá encontré otro gato bolseador... estoy considerando una teoría sobre la contribución de los gatos a la devastación ecológica del planeta por obligar a los humanos a la fabricación masiva de bolsas de basura bajo amenazas del tipo "bolsas ya o maullaremos toda la maldita noche"
terrorismo ecológico



Sesudo update de Monosabio, que nos dice :
Hace muchos años que vengo estudiando la necesidad femenina de acumular bolsas de basura al infinito.
Hasta el momento supuse que esta compulsión vendría de algún componente genético. Pero tu post me hace pensar que pueda tratarse de una cultura que se enseña de madre a hija y que tendría que ver con un símbolo de emancipación:
- Hija, has fundado una nueva colonia, aquí tienes tu bolsa chorizo.
- Gracias Madre, no te decepcionaré.
- Recuerda las sabias palabras que me dijo tu abuela cuando me independizé: nunca hay suficientes bolsas, nunca.

13 Comentarios:

  • A la/s 9/22/2005 5:10 p. m., Anonymous m. dijo...

    Hace muchos años que vengo estudiando la necesidad femenina de acumular bolsas de basura al infinito.
    Hasta el momento supuse que esta compulsión vendría de algún componente genético. Pero tu post me hace pensar que pueda tratarse de una cultura que se enseña de madre a hija y que tendría que ver con un símbolo de emancipación:
    - Hija, has fundado una nueva colonia, aquí tienes tu bolsa chorizo.
    - Gracias Madre, no te decepcionaré.
    - Recuerda las sabias palabras que me dijo tu abuela cuando me independizé: nunca hay suficientes bolsas, nunca.

     
  • A la/s 9/22/2005 5:12 p. m., Anonymous deapoco dijo...

    jajajaj...estas al horno!
    con tooodo respeto
    :-)

     
  • A la/s 9/25/2005 5:53 p. m., Anonymous amasua dijo...

    En casa también tenemos una colección de bolsas. Pero como generamos un toco de basura, tienden a no alcanzar. Las mejores son las del Easy, grandes y resistentes. Luego estaban las viejas del Vea, también resistentes y con un tamaño justo para el tacho de los residuos, ahora las cambiaron por unas resistentes, si, pero chiquititas, muy incómodas.
    Las del Libertad son una garcha y las de Luque por ahi andan.

     
  • A la/s 9/26/2005 9:10 p. m., Blogger hijodeladictadura dijo...

    bolsas. uno de los mejores inventos del planeta. ¿Qué hariamos sin ellas? probablemente todo estaria desparramado, como la vida de muchas personas.

    Eso me recuerda que deberia envolver mi vida.

    Saludos!

     
  • A la/s 9/30/2005 1:21 p. m., Blogger Guzamadour dijo...

    lo mismo mismo mismo me pasa a mi. Solo que ahora, teniendo perro tambien selecciono las ultra chiquitas, que sirven para las caconas

     
  • A la/s 9/30/2005 6:00 p. m., Blogger guilloip dijo...

    Juntar bolsas no es una compulsión. Es un intento de reutilizar lo reutilizable.

    Yo ahora además junto cajas (ya soy casi cirujano).

    SOBRE LA ECOLIGÏA: m, es mejor una bolsa plástica guardada en casa que enganchada en un alambrado.
    Sauria, los cirujanos son una versión tercermundista del "camioncito de reciclado". Entre uno de mis tantos proyectos que no he realizado está el de modificar el cestito de basura de la vereda de mi casa para que tenga distintos compartimientos que permitan clasificar la basura en : Organica, Papel-carton limpio, metal, vidrio, tergopoles-plasticos y otros, de tal forma que el camion de basura se lleve sólo la bolsa con basura orgánica, y los cirujanos el resto.

    Con esto pretendo: (1) Evitar la rotura de bolsas por los cirujanos, (2) Mejorar la calidad de la hijiene del arte de la cirujía y los cirujanos, (3) contribuir al reciclaje de la basura y disminuir la basura no reciclable.

    SOBRE LAS BOLSAS:

    1) En Tucumán todas las bolsas de los super son de las que no clasifican. Por su tamaño y resistencia hay que devolverlas al mar.

    2) Antes de conocer la tecnología "Chorizo" de Sauria, he conocido dos formas de guardar las bolsas de basura:

    (I) "A la Venezolana": Se extiende la bolsa, observándose claramente dos regiones,(a) la central (que solo tiene dos capas plásticas) y (b) las laterales que tienen varias capas porque componen el "doblez" que luego conforman en la parte superior las manijas. Se pliegan las zonas (b) sobre la (a) de tal forma que queda una única franja del ancho original de las zonas (b) y que en la parte superior tiene ambas manijas juntas. Finalmente se procede a doblar en triangulos rectángulos desde la parte inferior hacia la superior, y al llegar a las manijas, se introducen estas de algunos de los plieges del triangulo para que el mismo quede trabado. Las bolsas así dobladas quedan dispuestas en simpáticos, ordenados y limpios triangulitos.

    (b) "A la Donna", menos ingeniosa pero muy práctica, diseñada por mi esposa para competir contra cultura de mi familia de las "Bolsas a la Venezolana", simplemente se introduce una bolsa dentro de otra haciendo coincidir las manijas como cuando se las pone doble para llevar botellas. Finalmente las otras bolsas se agregan siempre como la bolsa exterior de la ultima agregada (tipo mamuskas), y luego para usarlas se saca siempre la exterior (FILO). El resultado es un gran volumen de baja densidad, pero es mas ordenado y limpio, y rápido que meter todas las bolsas sin ningún orden dentro de una sola. (Funciona mejor si todas las bolsas son del mismo tamaño).

     
  • A la/s 9/30/2005 6:02 p. m., Blogger guilloip dijo...

    No sólo la "hijiene", también la "higiene"

     
  • A la/s 10/03/2005 10:43 a. m., Anonymous la sauria mayor pero de mejor humor! dijo...

    La bolsa caramelote se teje en redondo, sólo que abajo "en el culito" se le pone una argolla de cortina, de esas bien grandes, las bolsas de cualquier tamaño, densidad, color se colocan como vienen, ahorran tiempo, pero ojo!!! se colocan solo las limpias... y se sacan como "sorpresitas" (casi siempre salen las que NO necesitamos) o es grande o es chica, o se romperá?
    Besos
    Mami Sauria (jajajajajajajaja)

     
  • A la/s 10/04/2005 8:12 a. m., Blogger Nfer dijo...

    "nunca alcanzan las bolsas"
    Tengo un cajón para las bolsas buenas. Si, de esas que vienen los regalos caros...y en ésas salen, qué tanto, las guardo bien en un cajón de la cómoda, para desconcierto de la familia que empieza a sospechar...
    Tengo una caja de vinos que hace la función de la bolsa caramelote, las doblo en triangulito, las meto por arriba y como la caja está alguito abierta abajo, de ahí las quito.
    Otra caja tiene las bolsitas de la farmacia, o las de las casas de fotografía.
    Por cierto, teniendo perros, las uso de guantes: me la meto en la mano y con esas bolsas recojo los ...coprolitos de los animalitos, y luego doy vuelta el guante y listo, el paquetito para la basura.
    Eso sí: soy consciente que no son biodegradables. Y ver jirones de bolsas en los alambrados ¡en el medio del campo! me estruja el corazón. Antes, en los alambrados había mechas de lana de ovejas, plumones de pájaros, yuyos, pero no plástico...
    Claro: sin plástico no podemos vivir como lo hacemos ahora. Difícil.

     
  • A la/s 10/06/2005 12:32 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

    A quien le robaste los gatos? Son de goma? Confesa! Seguro somos mas de dos los que queremos saber el origen de los gatos de hule con mirada sorprendentemente vivida.

    A proposito, la gata de ojos azules es bizca. Como se llama? Rita?

    jp

     
  • A la/s 10/25/2005 7:31 p. m., Blogger patricia dijo...

    yo me dedico a vender bolsas para basura si les interesa estoy a sus ordenes patriciasoyyootraves@hotmail.com

     
  • A la/s 10/25/2005 7:32 p. m., Blogger patricia dijo...

    la verdad soy ama de casa con 3 peques y no puedo trabajar por eso las vendo gracias

     
  • A la/s 10/25/2005 7:34 p. m., Blogger patricia dijo...

    bueno saludos mucho gusto desde nuevo leon mexico bye patriciasoyyootraves@hotmail.com

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal