yendo los saurios

jueves, 23 de marzo de 2006

cerrado por adicción

soy adicta, lo admito...
y realmente el cuerpo no me da para más: tengo las manos entumecidas, me duelen las muñecas, la espalda encorvada y los ojos bizcos.
Así que, mis queridos y queridas, le pedí a Homero que me cambie de contraseña en la computadora y que no me la diga por más que yo llore y patalee y tiemble y transpire.
Además, el tiempo offline me servirá para arreglar un montón de cosas atrasadas en la vida real, que se me juntaron unos cuantos años de inacción y sedentarismo en varias (in)actividades de mi vida, por ejemplo, la facultad, por nombrar a la menos conflictiva.
Entonces, por ahora esto es todo. Seguramente siga leyendo a algunos/as de uds. pero no prometo más que eso por ahora.
En fin, es hora de tomar las (j)aulas por las astas...
besos y abrazos! (no moqueen, me embardunan todo el teclado)

9 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal