yendo los saurios

miércoles, 14 de diciembre de 2005

de cómo Sauria dejó de tomar mate

Que en la cocina del Nodo suceden cosas extrañas, generalmente asquerosas, no es novedad. Como en aquel maldito ferebro en donde los detectives Lucas y Sauria descubrieron el origen del olor putrefacto que azotaba sin piedad las narices desprevenidas.

Siempre solemos estar a merced de variados materiales descompuestos dentro de la heladera, que si bien cumple su función refrigerante, no hay resto de asado que pueda resistir mas de 6 meses en la bandejita sin expelir un olor rancio y penetrante, lo cual nos hace pensar en el exagerado optimismo de los comensales de asado que dejan ese cachito de carne "para picar con el mate de la tarde", momento que nunca llega.

También es el caso de las frutas y hortalizas de alguna dietista arrepentida (snif, me anoto un punto en este caso) que perecen adentro de las bolsitas de la verdulería hasta que algún alma caritativa les da santo sepulcro en el tacho de basura.

Lo que sucede con las bolsas de basura es otro tema: las bolsas de consorcio acumuladas en el patio podrían casi conformar un auténtico monumento de un importante kilaje. Nadie recuerda, me incluyo en la lista, que al cierre de las actividades diarias, habría que empujar las bolsas una por una (tampoco queremos que colapse el sistema de recolección de residuos de la ciudad) hacia la vereda en espera del ansiado camioncito compactador, por supuesto, luego trapear del piso la estela babosa y chorreante que dejan estas enormes orugas negras.

imagen real

(imagen fidedigna capturada por nuestros enviados especiales)

Pero bueno, lo que voy a contar en este momento es lo más espeluznante de todas las cosas que me han pasado. En este momento es que pido, a aquellos/as de entendimiento sensible, que pasen a otros posts con finales más felices (posts que no encontrarán en este weblog, por supuesto).

Resulta que ayer estaba yo deseando tomarme unos matecitos a la tarde y voy a la cocina a poner la pava al fuego. Luego manoteo en la mesada el hermoso mate de palo santo que nos supo regalar una alumna agradecida y descubro que tiene yerba vieja en su interior. En ese momento se me nubló un poco la vista o... no, no se me nubló, la que tenía unas hermosas nubes blancas era la yerba, todita resplandeciente de hongos blancos y peluditos. En mi ímpetu hippie ("bienvenida madre naturaleza") comienzo a escarbar la yerba y a tirarla al tacho, rompiendo de a poco los bodoques de yerba cristalizada. Lavo bien el mate y observo -sagaz- la bombilla de alpaca. Sí, seguro que la bombilla también tiene hongos, pienso astutamente. Entonces la meto debajo de la canilla y comienzo a soplar ("soy hippie y me la aguanto, nada de andar desatornillando la bombilla"). Soplabla y soplaba y no pasaba nada. Entonces, en un acto de arrojo y valentía pensé en chupar el sorbo de agua y luego escupirlo, como algunas personas suelen hacer con el primer mate. Y no sólo lo pensé sino que lo hice... En fin, lo que sucedió a continuación aconteció en una serie de flashes alucinatorios causados por el hongo babosote y blandengue que chocó contra mi lengua y fue a parar al piletón de la cocina, pero que en tan breve recorrido dejó toda su fuerza psicodélica en mi garganta y boca. ¡Qué asco! comenzé a enjuagarme la boca con desesperación, recordando las sabias palabras de unos cuantos hermanos uruguayos que me crucé en la vida: "uds. los que comparten el mate, no tienen ni idea de las asquerosidades que se están tomando". Y si, ahora les creo, vecinos uruguayos!

Presa de la desesperación por sacarme lo que hubiera quedado de ese pulpo baboso que amenazaba con comerme el esófago y el estómago, manotié unos chizitos de alguna vez que quedaban en la alacena y me volví, derrotada, a mi silla atornillante.

Para cerrar esta escena con una imagen esclarecedora: el hongo, que finalmente quedó pegado en la bacha, tenía la forma exacta de la bombilla.

(Qué pedazo de guacha! ni toma mate ni deja tomar, ja!)

15 Comentarios:

  • A la/s 12/14/2005 8:25 a. m., Anonymous yaniquini dijo...

    heee.yo tmb ahce mucho que no tomo mate...ahora me dio gans ..un besop por ahi!
    (cansa mas poner esa clave del culo que escribir comentarios tan simples...)

     
  • A la/s 12/14/2005 9:58 a. m., Anonymous m. dijo...

    Doña Sauria, realmente una asquerosidad la anécdota. Si le sale algún tentaculito en estos días recuerde consultar a su médico antes de elegir arpón.

     
  • A la/s 12/14/2005 10:06 a. m., Anonymous deapoco dijo...

    Una reverenda chachada.
    Menos mal que no tomo mate, sino en este momento abandonaba.
    Besos!

     
  • A la/s 12/14/2005 12:36 p. m., Blogger HighToro dijo...

    Pobrecilla... :-(
    Recomiendo enfáticamente para esos desemporquerizamientos bombillares utilizar "limpia-pipas", no la flor roja, sino esos alambres con una especie de felpita atornillada que se les vende a los fumadores de pipas para poder limpiar sus pipas internamente, pues (sabrá Ud.) la pipa por dentro se llena de jugos y asquerosidades too.
    Ventaja de haber fumado en pipa, todavía me quedan limpiapipas y los uso sólo para limpiar bombillas y similares (no digs tuca, no digas tuca...) :-D

     
  • A la/s 12/14/2005 2:30 p. m., Blogger Guzamadour dijo...

    nena! esa yerba hubiera estado buenisima para tirarsela a mi plantita

    Yo una vez quise aplicar la tecnica que se usa para nafta de los tanques, donde con una manguerita se absorve y despues sigue saliendo. En este caso era agua podrida. Ni te explico la cagadera que me agarre

     
  • A la/s 12/14/2005 7:48 p. m., Blogger Gabby dijo...

    Che super Sauria, que el viernes a nadie se le ocurra cebar mate en la despedida de fin de año del Nodo.
    Le voy a decir a la Ire, por las dudas, nos llevemos nuestro mate.

    Bacci, Gabby

     
  • A la/s 12/14/2005 9:13 p. m., Anonymous florcita dijo...

    Nunca... pero nunca te lo voy a perdonar, Sauria!!! Yo soy una de las que toma esos mates, con esa bombilla, y en ese mate tres veces por semana.
    Mala, mala eres. Imagino tus pensamientos mientras mirabas hoy por la tarde el mate circular de mano en mano. Ahora entiendo, guachita, porque vos no tomabas!!!

    Salutti, Florcita.

     
  • A la/s 12/15/2005 4:17 a. m., Anonymous juanacho dijo...

    peps, hacia mucho que no te leia, en fin. comete un hongo que nunca viene mal. me haces reir. un beso

     
  • A la/s 12/15/2005 10:31 a. m., Blogger m dijo...

    Sauria, por favor, si no tiene tema de conversacion simplemente escriba la fecha y deje el espacio en blanco, pero venir con esas delicadezas del honguito y la bombilla solo por decir algo, no por favor .Mate.

     
  • A la/s 12/15/2005 11:39 a. m., Blogger Vera Finkelstein dijo...

    Hola Sauria,
    Debo ante todo disculparme, recién he leído sus comments en Alighieri,gracias por su participación enriquecedora.
    En cuanto al mate, en Alighieri le convidan personas que tienen pocos dientes (unos tres) y amarillos, Ud. se anima? Prefiero el hongo psicodélico suyo, eh....

     
  • A la/s 12/16/2005 12:11 a. m., Blogger Adrián Staffolani dijo...

    Que desilusión !!
    ¿como una sauria se clava esas sucias pestilentes infusiones promiscuas?
    y yo que pensaba que era de las que toman el té a las five o´clock
    Se me cayó un ídolo !!! ;-(

     
  • A la/s 12/18/2005 1:24 a. m., Blogger Oprimido PP dijo...

    jamas... pero jamas... tomaría mates con una bombilla que se nota ha estado mucho tiempo en desuso... es una fuente inagotable de germenes!!!
    soy muy matero y me encanta tomarlos, sobre todo con amigos... pero ese golpe seco del ongo que obstruye la salida del brebaje es todo un asco!!! puaj, de ahi proviene la fiebre del pollo!!!

     
  • A la/s 12/18/2005 2:16 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

    Voy a vomitar y vengo.

     
  • A la/s 12/18/2005 2:19 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

    Ya vomite.. ahora me explayo mejor: Por que en lugar de sacar fotitos y escribir posts no sacas esas eternas bolsas a la calle?? Ehh?? Ehh?

    =)

    jp

     
  • A la/s 12/21/2005 12:37 p. m., Anonymous amasua dijo...

    Yo una vez encontré unos hongos anaranjados brillantes muy lindos y decorativos en un montón de yerba usada, así que los dejé un tiempo ahi de adorno. Cuando noté que de a ratos cambiaba de lugar el montón, lo rocié con raid y le eche agua caliente y lavandina, y a la basura.

    Abrazos

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal