yendo los saurios

martes, 6 de noviembre de 2007

en la meca...

... de la novela latinoamericana!! Heme aquí!!
Qué les puedo decir, amigos, de lo feliz que soy en Venezuela, en la meca, centro estratégico y cultural del dramatismo caribeño, lugar de naturaleza cálida a 40 grados, lleno de salsa, contoneos, bailes, arenas y frutas exóticas... aquí, amigos, aquí todas somos actrices...

Qué les puedo decir de las hermosas mujeres venezolanas, como no las hay en ningún otro lado del mundo, siempre prestas a entrar en escena, con sus horas de peluquería, con las uñas largas y decoradas, con el maquillaje para cada hora del día, con sus zapatos de tacón, con sus escotes pronunciados, los dorados hombros al aire, la sonrisa a flor de labios. "A su orden", responden ante cada "gracias", cuidan cada detalle de cortesía y amabilidad, son elegantes, seductoras, alegres, encantadoras...

Amigos, sin dudas, he llegado al lugar acertado para seguir aprendiendo, perfeccionando mis dotes artísticas, mi femeneidad, mi dramatismo. Los dejo, entro en escena de nuevo. He equivocado el lugar donde nacer, qué mala jugada del destino, Fernando Julián... Me voy. Portazo. Estela de perfume. Fin de la escena.



Ah, los hombres no las merecen!! Todos ellos se parecen a Hugo Chávez, snif...

Etiquetas:

9 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal