yendo los saurios

lunes, 24 de septiembre de 2007

Alea jacta est

(¿dios no juega a los dados?)

pongamos por caso que el tipo extrae de la cantera la cúbica cantidad necesaria y marca a fuerza de cincel los puntos, uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, en cada cara del dado. Nada de baratijas de acrílico y pinturas al solvente como en el Juego de la Oca o de la Vida. Estos dados son pesados, fuertes, casi tanto como los de marfil en sus cajas de madera olorosa de Oriente. Mármol, pongamos por caso que son de mármol. Bien, sigamos suponiendo que el cubilete empieza su proceso fáucico de devoración dádica, uno, dos, tres, voraz, sacude en sus entrañas esa suerte de suerte marmoleada que espera en vano. Soplan en la boca del cubilete, dicen los cabuleros que trae buena fortuna, soplar en la boca, desear en la boca, murmurar un soplido, sacudir suavemente en mágicos pases, desear, qué sería de los jugadores y aficionados sin el deseo latente, presente, inminente, irrefutable deseo del objeto, objetivo del deseo. Y soplan y murmuran brisas, tempestades, huracanes, llenan las tripas del cubilete de secretos, de amores, de desamores, de la mañana que siempre recordás, de retrocesos, de noches de lluvia, de agua que cae de la bañera al piso alquilado, de vecinos ajenos, extraños, de silencios, de palabras, del inconsciente colectivo, de eros de lunas de valencia. Y ahí, en el medio del agite de la fuerza gravitacional licuados dados con número proféticos y designios divinos, destino, ahí, una vez más antes de volcar sobre el paño verde, antes de derrapar sobre las sábanas, ahí estoy yo, con mi suerte sin hacer, des-echada, potente, latente, inminente. Y sigo jugando.



3 Comentarios:

  • A la/s 10/01/2007 10:02 a. m., Blogger gen71 dijo...

    "... con lo que cuesta armar un full,
    armar algún puto full
    y jugarlo en este paño, dios..."

     
  • A la/s 10/01/2007 3:32 p. m., Anonymous amaliovilla dijo...

    y así agitamos la esperanza
    de que esta vez -esta sí-
    el dibujo de los puntos
    sea auténticamente azaroso,
    que deje ya de repetir el calco
    de una jugada precisa
    que se escribió mucho antes
    de que vieran el sol
    el cubilete, el dado y la mano.

     
  • A la/s 10/02/2007 6:21 p. m., Blogger Sauria dijo...

    Gen71, si no llegamos a un full ni hablar de una generala, no? :o) buenisima canción!

    Amaliovilla hermoso texto!! es suyo?

    besos!

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal